Noticias

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Historia del Hidrocarburo Peruano

La historia y conocimiento de los hidrocarburos en el Perú se remonta a los tiempos de los incas. En tiempos modernos, el primer pozo petrolero perforado en Perú, y también en Sudamérica, se encontraba en la ciudad de Zorritos, Tumbes, en 1863, solo 4 años después de perforar el primer pozo petrolero en los Estados Unidos.

Desde tiempo inmemorial se extrajo brea en diversos lugares del Perú; la Breita y la Brea en el Departamento de Piura, Lobos de Tierra (Departamento de Lambayeque), la Brea de Chumpi y otros en los Departamento de Junín y Puno; el más importante de todos estos depósitos es el de La Brea, situado a 18 kilómetros al Este de Negritos y al pie de los cerros de los Amotapes en el que se acumularon grandes cantidades del producto, consecuencia de la evaporación natural del petróleo que aflora en dicho lugar a través de fracturas en las estratos. Los indígenas explotaron en vasta escala el copé como, ellos llamaban a la brea, y como ésta se presentaba en estado líquido, terminaban la evaporación en ollas de barro de las que quedaban como testigos, innumerables restos, que llegan a formar montículos importantes, y que dan la medida de la intensidad de la antigua explotación. El copé era utilizado principalmente en la impermeabilización de los receptáculos de barro, en el embalsamamiento de las momias, y en otros usos. Durante el coloniaje la explotación fue aún más activa, pues el calafateo de las embarcaciones consumía una buena cantidad de brea y tanto se sacó que al fin se ha agotado el depósito, pues ya el petróleo espeso no forma los grandes lagos que se vieron antes hasta el nivel de la superficie.

La existencia de aceite mineral en el Norte del Perú se reveló en todo tiempo, ya por las emanaciones que hemos citado en La Brea y La Breita sino también en otras en que aparecía un petróleo más ligero como las de quebrada de Copé, afluente de la de Tusillal en la región de Zorritos, y que debe su nombre al significado de esa sustancia en quechua.

Han sido exploradas tanto las cuencas costeras ubicadas en el continente como las ubicadas en la plataforma continental marina. En los primeros tiempos, el énfasis estuvo centrado en la región continental del norte del país, pero los avances en los conceptos geológicos y tecnología para la exploración, dieron indicaciones que en la mayoría de las cuencas costa afuera existían sistemas petroleros aún sin explorar, situados más allá de la isobata de 120 metros que ha sido el límite para la exploración. La inestabilidad en el precio del petróleo es el factor actual que limita el desarrollo de la exploración en las cuencas costa afuera.

Posts relacionados